Cuarto jueves de presentaciones, poco más de tres semanas por el mercado y los nervios en aumento. Este es el minuto y resultado! Una semana más, esperamos que os gusten las marcas que presentamos hoy porque a nosotros nos encantan.

Atelier Bio

Dicen que la piel es el reflejo del alma. En ella se pueden ver los signos de cansancio, de estrés, de una mala alimentación… Desde AtelierBio han propuesto enseñarnos a cuidarnos de manera más natural a partir de cremas que tú mismo te puedes hacer, según las necesidades de tu piel ya partir de aceites esenciales y vegetales de lo más naturales.

 

aparTTogether

Hay gente que se viste por los pies y aparTTogether son un buen ejemplo. Te habías pensado alguna vez que los calcetines podrían marcar todo tu look? Pues con esta marca aprenderás a hacerlo porque ninguna de sus propuestas te dejarán indiferente. Colores, motivos geométricos y, incluso, gatitas pueden acompañarte en tu día a día si eres un poco atrevida.

Anna Mirabet

Esta encuadernadora artesanal reivindica este oficio tradicional, a partir de cada uno de sus productos. Elabora libretas, recetarios de cocina y álbumes de fotos para guardar recuerdos de vida. Además, tiene dos líneas bien diferenciadas: una de estilo más nórdico y otra, más tradicional.

AM Ketterer

Colores llamativos y formas de líneas simples y vistosas definen todas las ilustraciones de Ana María Ketterer. Esta ilustradora tanto encuentra la belleza en las formas geométricas como en un plato de huevos fritos o un buen desayuno de domingo. Como veis, se trata de una opción de lo más atrevida para aquellos que quieren llenar de colores las paredes de casa.

Aduo Barcelona

Las delicadas joyas de Aduo son aptas sólo para aquellos que saben apreciar la delicadeza. Cada una está hecha a mano por su creadora, Laura Regales. Desde su pequeño taller trabaja la plata, el latón, las piedras semipreciosas y el vidrio japonés para hacer pulseras, colgantes y pendientes únicos.

Fustes Neus

La madera es el denominador común de esta marca que apuesta por producir de manera sostenible cada una de sus piezas. Fustes Neus construye muebles, utensilios de cocina o juguetes educativos para los más pequeños de la casa. Cada pieza es única y lleva grabado los años del árbol con el que ha sido hecha.